Ciencia y Consciencia

TONI BENNÁSSAR

6- metafísicacem.org

ANÁLISIS (1)

Para iniciar un breve análisis de estas y otras cuestiones relacionadas con la vida y la muerte, partiremos del siguiente supuesto a mi modo de ver más que evidente: casualidad azar o evolución natural, son algunos nombres que damos a leyes que desconocemos.

La ciencia mantiene, o a mantenido hasta hace muy poco tiempo, que la energía-materia es un campo al que llamamos universo, manifestado o definido a partir de unos entes conocidos como fotones o cuantos, que aparecieron según se nos dice en algún momento, mediante una “inimaginable” explosión cósmica a la que los físicos llaman big-bang.

Al margen de lo increíble de este fenómeno, no es menos digno de reflexión el hecho que la ciencia no haya encontrado todavía una teoría sobre el Origen Real de las cosas y haya empezado una seria investigación por parte de los físicos teóricos.

La posible existencia de campos de energía inteligente más allá de la materia, es algo que nunca ha dejado de dar vueltas en mi cabeza.

Yo que no soy otra cosa que un curioso observador insistente e insaciable del entorno que me rodea, he visto la necesidad de que existan estos místicos campos y como pueden ser posibles.

Al hablar de energía inteligente no me refiero a la inteligencia artificial computarizada, sino a otras manifestaciones de origen desconocido que yo mismo experimente en solitario en la catedral de Notre-Dame: escuché el Aleluya de Heandel a toda potencia (después de oír unas sabias palabras detrás de mi oído derecho), sin que el órgano estuviese en marcha ni los turistas visitantes al parecer lo oyesen.

Si yo percibí sin la menor duda dos realidades simultáneamente, me hago la siguiente pregunta: ¿cual era la Realidad, lo que mis ojos veían o lo que mis oídos oían?

El fenómeno duró todo el “Aleluya” mientras caminaba hacia la salida.

Siguiente página →

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20